Río Pilcomayo

Baja lentamente el Pilcomayo y se pone en marcha la reconstrucción

La tranquilidad vuelve a respirarse en Rivadavia. Ayer quedaban 326 personas en tres albergues improvisados, en buen estado de salud. A pesar de la fuerte crecida, los daños fueron controlados.

Las aguas del río Pilcomayo retrocedían ayer en el departamento Rivadavia. En la tarde de ayer, el Mministerio de Salud informó que el nivel era de 6,19 metros, en bajante.

La noticia trajo calma, luego de que las primeras señales de la creciente habían sido alarmantes el fin de semana anterior.

En el Centro de Intervención en Primera Instancia de Santa Victoria Este se registraban 326 personas evacuadas. En el albergue estudiantil había 126 personas de paraje Monte Carmelo; en la escuela República del Paraguay, 88 personas de paraje La Gracia, y en el Colegio San Ignacio de Loyola, 112 vecinos de paraje La Estrella y paraje Monte Carmelo.

El ministro de Salud Pública, Roque Mascarello, destacó en diálogo con El Tribuno la eficacia de las medidas de control aplicadas y el buen estado en general de la población en la zona afectada.

Vuelos sanitarios

A su vez, la casa de Gobierno informó que a través del Sistema de Asistencia Médica para Emergencias y Catástrofes se cuenta con vuelos sanitarios para trasladar a pacientes que requieran asistencia en establecimientos de mayor complejidad.

La crecida dejó aisladas a varias localidades y los vuelos sanitarios se tornaron imprescindibles. El jueves, se informó, fueron derivados dos menores al hospital Materno Infantil de Salta capital, por complicaciones respiratorias. Ambos evolucionan favorablemente en el establecimiento de referencia pediátrica de la provincia.

También se efectuó mediante un puente aéreo el traslado de un equipo de médicos que asistió a familias de los parajes El Destierro, Fortín Belgrano, El Corneado, Balbuena y Media Luna. Allí se controló a niños y grandes, se vacunó de acuerdo al esquema de inmunización y se medicó a los pacientes con enfermedades crónicas como diabetes e hiper tensión.

Reconstrucción

La ministra de Asuntos Indígenas y Desarrollo Social, Edith Cruz, señaló que se alistaron los centros de contención y que el gobierno de Boquerón (Paraguay) puso a disposición una retroexcavadora ANFIBIA, que permitió retirar los sedimentos de los canales para mejorar el escurrimiento del área.

«Fueron 3 días de arduo trabajo pero que, a diferencia de otras emergencias que significaron 15 días críticos y casi 2 meses en situación de evaluación y trabajos de retorno, este año al tercer día podemos decir que estamos entrando a la normalidad, comenzando con la entrega de materiales de la construcción en el paraje La Estrella, donde se vieron muy afectadas algunas casas por la humedad registrada», evaluó la funcionaria. «Seguimos movilizados ante esta crecida del Pilcomayo, pero quiero destacar que este fue un pico histórico que superó los niveles del año pasado y que gracias a las obras que se hicieron se pudo atravesar esta situación, sin lamentar más daños. Fue un caudal de agua muy importante que, a diferencia de otros años, venía con mucha fuerza».

Por estas horas se están relevando daños y efectuando tareas de asistencia en los parajes La Estrella, Monte Carmelo, La Puntana, La China, La Esperanza, El Traslado y Zopota.

El camino a Misión La Paz seguía cortado en tres secciones por las que el agua sigue drenando, motivo por el que se dispuso un centro de acopio con Gendarmería para la distribución de los alimentos a través de los caciques de las distintas comunidades de la zona.

Acuerdo con la Nación

El Gobierno de la Provincia firmó recientemente un convenio con Nación para la ejecución de obras de defensas en el río Pilcomayo, por un valor de 105 millones de pesos, cuya licitación se iniciará en abril próximo. Se construirán defensas marginales para evitar desbordes que aíslen a gran parte de esa localidad del municipio Santa Victoria Este en el departamento Rivadavia, aseguró el Ejecutivo provincial. Construirán un cordón de defensas que se sumará a los ya existentes, conformando así un total de 2.950 metros de defensas».

El río indómito

Es probable que comiencen las especulaciones que relacionan la crecida y el cambio climático. Es bueno, antes de opinar, conocer el temperamento del río Pilcomayo. “Es el río indomable de América del Sur. Su carga de sedimentos está entre las más altas del mundo”- dice el doctor en Geología Ricardo Alonso-. “Los cambios de cauce por rebasamiento de las aguas han ocurrido en muchas oportunidades, especialmente en 1911 y durante la década de 1930. En 2017 hubo nuevos cambios de cauces. El Pilcomayo es uno de los tres grandes colectores de la cuenca del Plata junto con el Bermejo y el Juramento. Los tres tienen sus nacientes en los contrafuertes montañosos que se elevan en el borde de la Puna y del Altiplano argentino-boliviano. Todos han tenido que acomodar sus cauces profundizando sus lechos a medida que se elevaban, hacia oriente, los bloques de corteza del edificio andino”.

Mostrar Más

Deja un comentario

Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: