ActualidadPolíticaSalta

Investigadores del Conicet en Salta salen a decirle basta al recorte de fondos

La crisis salió a la luz cuando se supo que los investigadores salteños tuvieron que poner de su bolsillo para lavandina y detergente porque ni eso les proveían.

El recorte de presupuesto a la ciencia y el abandono de políticas públicas para evitar el éxodo de quienes se prepararon por 12 años de estudio e investigación con recursos del Estado, serán las premisas para realizar otra protesta en Salta, hoy a partir de las 10 en el Cabildo Histórico.

La medida de trabajadores y científicos se replicará este miércoles en todo el país, a fin de dar a conocer la actual situación del CONICET y sus investigadores, cuya situación quedó marcada con el ejemplo de una científica que fue a un programa de concursos a fin de ganar dinero y solventar su investigación para curar el cáncer.

En Salta, en tanto, se indicó que los investigadores ponen de su bolsillo para comprar alcohol y lavandina, elementos imprescindibles para los laboratorios.

Entre los puntos señalados se refiere que: los salarios de los científicos argentinos son los peores de toda América Latina. Desde 2015 «los salarios en el CONICET han perdido más del 35% de su poder adquisitivo.

Las remuneraciones de los más jóvenes, los becarios doctorales y postdoctorales, están por debajo de la línea de pobreza y no hacen más que alentar el éxodo».

«El porcentaje del presupuesto del CONICET destinado a gastos de funcionamiento, infraestructura y ejecución de proyectos se redujo al 4.5% del total en 2017, al 5% en 2018 y probablemente caiga por debajo del 4% del total en 2019».

Se agregó que «la mayoría de los Institutos recibieron en 2018 entre el 20 por ciento y el 40 por ciento del monto nominal recibido en 2017. Peor aún: hasta el momento, muchos de estos Institutos no han recibido aporte desde el CONICET en lo que va de 2019 y los que recibieron la primera cuota ésta es claramente insuficiente para afrontar su normal funcionamiento.

Con este tipo de presupuesto el Directorio del CONICET ha resuelto dejar de financiar reuniones científicas y ha suspendido el pago de proyectos que, como los de Unidades Ejecutoras, fueron presentados en 2016».

Solo el 17 por ciento de los aspirantes a ingresar a la Carrera de Investigador Científico (CIC), fueron admitidos en el organismo. Se advirtió que de este modo más de 1500 jóvenes, con una formación de excelencia en la que el Estado invirtió durante más de doce años, quedaron afuera del sistema «en momentos en los que todas las instituciones públicas les cierran sus puertas en la cara». Así lo informó Nuevo Diario de Salta.

 

QPS

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: