ActualidadEconomíaNacionales

Expectativa por la apertura de los mercados: en el Banco Nación se vende a $63

Ante los anuncios, y para llevar tranquilidad, también se anunció que por todo septiembre las entidades extenderán la atención al público hasta las 17.

Ayer el Banco Central lanzó una serie de restricciones tendientes a asegurar el abastecimiento de dólares a empresas y ahorristas, entre las que se destacó que las exportadoras deberán liquidar las divisas producto de sus ventas en el país y que todas las compañías, no solo los bancos, tendrán que pedir autorización a la entidad monetaria para girar dinero al exterior.

En el Banco Nación el dólar arrancó la jornada a $63

Asimismo, se indicó que los clientes particulares podrán retirar o depositar la cantidad de dinero que deseen y comprar hasta US$ 10 mil por mes. Ese mismo monto será el que una persona podrá transferir al exterior en el mismo lapso. La entidad indicó además que tampoco habrá ningún impedimento al comercio exterior, ni restricciones sobre viajes, de acuerdo con lo publicado por la agencia de noticias Télam.

Ante los anuncios, y para llevar tranquilidad, también se anunció que por todo septiembre las entidades extenderán la atención al público hasta las 17.

En cuanto a las empresas, se dictaminó que los exportadores tendrán que vender las divisas fruto de sus exportaciones en el mercado local dentro de un máximo de 5 días hábiles después del cobro o 180 días después del permiso de embarque (15 días para las commodities)
Sin embargo, se explicó que «no hay restricciones para la importación o pago de deudas a su vencimiento», pero que las empresas «no podrán comprar dólares para atesorar».

Datos para los ahorristas

  • No es necesario pedir autorización al Banco Central para comprar dólares
  • No hay restricción para sacar moneda extranjera de sus cuentas
  • No hay controles a las compras en el extranjero
  • No hay recargos en caso de usar tarjetas de crédito en otro país

 

Las reacciones

Luego de los anuncios, varios economistas se refirieron a esta decisión del Gobierno, en un contexto marcado por la suba del dólar y también del Riesgo País tras las PASO de agosto, para frenar la presión sobre el tipo de cambio y las reservas desde la oferta y la demanda de divisas.
Matías Rajnerman, economista jefe de Ecolatina, habló con LA NACION y aseguró: «Son medidas de crisis en un contexto de crisis. Son poco felices, pero la contracara era que el dólar siguiera subiendo y la dinámica fuera más peligrosa. Son medidas extremas, en las antípodas de lo que este Gobierno piensa, pero que el tipo de cambio siguiera subiendo era peor. El efecto es negativo por definición, pero el tema era atenuar impactos aún más negativos».
En la misma línea, el economista director del estudio Eco Go, Federico Furiase, dijo que el objetivo es moderar el ritmo al que viene perdiendo reservas el BCRA. «Se trata de evitar que se acelere el drenaje de reservas en un contexto de inestabilidad política y financiera. Este ritmo de pérdida de reservas era insostenible. Hay una desconexión entre Macri, Fernández y el FMI que se ve en el Riesgo País y el mercado de bonos y el mercado de cambios».
«Fuerzan la venta y restringen la demanda. Son manotazos de ahogado, porque en realidad no solucionás nada: no solucionás la inestabilidad que influye en la demanda», aseveró por su parte el economista de la consultora Ledesma Gabriel Caamaño.

Fuente: La Nación

 

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: