ActualidadCORONAVIRUSPolíticaSaltaSociedad

El día que trajo esperanza a los comercios salteños

Aunque hubo pocas ventas, esperan que mejore en las próximas semanas.

El martes a la noche se había generado mucha expectativa entre los empresarios salteños. El gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, informaba que el comercio, motor fundamental de la economía salteña, volvía a abrir sus puertas.

Esta medida llenó de esperanza a los comerciantes que durante unos 50 días vieron caer sus facturaciones a cero. Aunque hubo menos gente en las calles, comparado con un día previo a la pandemia del coronavirus, el resultado fue positivo y alentador. Muchos empresarios esperan que en las próximas semanas se puedan «normalizar» las ventas.

José Díaz está a cargo de la zapatería de hombres Batistella, que está en la peatonal Alberdi. Al igual que la mayoría de los comercios consultados por El Tribuno, está contento por la apertura del local.

«Más allá de que estuvimos vendiendo por WhatsApp y online no fue el resultado que uno esperaba, se vendían entre uno o dos pares por día, así que estábamos ansiosos por este nuevo regreso. De la gente que está caminando en las peatonales, veo que se están volcando a los comercios de calzados e indumentarias», destacó.

La afirmación de Díaz es correcta. Los locales que tenían gente esperando en las veredas, eran aquellos que vendían indumentarias o calzados. El cambio de temporada y la llegada del frío tal vez ayuden a los negocios a vender más.

«Cuando nosotros abrimos la puerta, ya teníamos dos personas esperando afuera. Después, el local estuvo casi lleno porque estamos trabajando con un 40% de su capacidad. Hay dos vendedores, que están atendiendo dos clientes por turno, la demás gente que llega al local, espera afuera en los lugares designados», remarcó.

La empresa armó este protocolo siguiendo al que están implementando en la ciudad de Jujuy, donde se mantienen las cuestiones de higiene y utilización del barbijo como expresó el gobernador el martes.

«A la mañana entró bastante gente, fue muy bueno, ojalá que se reactive. Yo creo que las expectativas son muy buenas y favorables», agregó.

Hay esperanzas

«La verdad que fue una vuelta sorpresiva, algo bastante rápido, y creo que no estábamos preparados. Nosotros estábamos haciendo una venta online, donde es muy difícil vender de esa forma en el rubro de indumentaria femenina», expresó Vanesa Busi, de Etam.

  Vanesa tiene una tienda para venta de ropa femenina muy conocida por todas las salteñas. 

Comentó que todavía nadie les acercó un protocolo de atención y que utilizaron el mismo que están implementando en Jujuy, con las medidas de salubridad que ya conocemos como limpieza de manos, alcohol en gel y barbijo, con el distanciamiento requerido y zonas delimitadas.

«No sé que expectativas hay sobre esto, estamos todos esperanzados y es lo que realmente necesitábamos porque el comercio, como todos los que no están trabajando, están desesperados por hacerlo. Hay que ver que la gente se anime a venir al centro y se establezca como, porque todavía no hay ningún permiso», destacó.

El local estuvo trabajando diez días a puertas cerradas, pero las ventas eran pocas. Con este nuevo permiso, la gente se está animando a entrar porque no está el vallado. «Tuvimos cero ventas, porque en nuestro caso es imposible si la gente no se prueba la ropa, es muy difícil que compre. Y hubo que afrontar los sueldos, los alquileres, impuestos», destacó.

Pronto va a mejorar

«La mañana (por ayer) estuvo muy tranquila. Hubo un poco de movimiento temprano pero un rato. No hay mucha gente porque están realizando controles de documentos», expresó María José, la encargada de Raiders.

  María José está a cargo de una ropería en pleno centro salteño y comentó que las ventas van a mejorar las próximas semanas. Fotos: Jan Touzeau y Pablo Yapura.

 

El local funciona con el mismo protocolo que los otros. Pocos clientes, solo entran dos, barbijo obligatorio, alcohol en gel y limpiar los espacios comunes todo el tiempo.

«Hay muy poca gente en la calle, yo pensé que iba a estar un poco más movido porque la gente estuvo tanto tiempo en aislamiento que pensé que iba a salir toda apresurada a comprar. Para mí ya va a mejorar todo, es muy pronto, muy poco tiempo desde que abrieron los locales y es por eso que está quieto», expresó.

María José estima que la semana que viene ya habrá más movimiento en las calles, ya que por ahora está «bastante feo para los comerciantes».

«También hicimos venta online con delibery porque sino no había otra forma. Se movió muy poco, porque tenemos otras sucursales entonces como que en las tres vendíamos. Pero igualmente no se vendió mucho porque es muy poca gente la que compra vía online porque quieren venir a ver la ropa y probársela», finalizó María José.

 

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: