El ministro de Economía Luis Caputo compareció ante empresarios reunidos por la Fundación Mediterránea. Frente a los hombres de negocios agrupados en la Bolsa de Comercio, el funcionario dejó en claro este lunes que el gobierno de Javier Milei no “controla precios”, sino “conductas”. Las declaraciones del economista elogiado por el Presidente se dieron en el marco de una pregunta acerca de la baja de precios de los planes de medicina prepaga luego de los brutales aumentos que recibieron los usuarios desde diciembre pasado. Caputo fue tajante al defender el involucramiento del Gobierno en la puja entre los empresarios de la salud y los usuarios.

“Muchos aprovechaban para criticar que nos habíamos vuelto kirchneristas o yo en particular morenista”, comentó el ministro con tono irónico al recordar al ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno, y sus polémicos métodos de negociación con empresarios para mantener controlados los precios.

“Nosotros no controlamos precios, controlamos conductas. Es muy diferente”. Agregó que si las empresas tienen “una conducta no acorde, cartelista, y se prueba, se corrige”, declaró.

“No estamos controlando precios, pero es nuestra obligación controlar conductas”, insistió el ministro.

El ministro pidió además a  los empresarios que acompañen el proyecto e inviertan porque «la sociedad está aguantando esto». «Si ustedes también confían e invierten, esto sale», detalló.

Durante su discurso, el titular de Hacienda manifestó que las anclas monetaria, fiscal y cambiaria no se negocian y son los pilares junto al equilibrio fiscal. «Estamos frente a un cambio más profundo que cualquier que ensayamos en el pasado», indicó el funcionario nacional y aclaró que si esto sigue en el tiempo, se podrán bajar los impuestos.

«No podemos comprometer el equilibrio fiscal, ese ancla es lo mas importante que podemos tener. La forma de bajar impuesto es esta. Primero superávit. El gasto congelado, luego y podemos bajar impuestos. Solo así se bajan los impuestos», afirmó frente al auditorio.

Por otra parte, confirmó que están arrancando el proceso de negociación de un nuevo acuerdo con el FMI. «Recién estamos hablando de un nuevo programa con el FMI. Tenemos la ventaja que ganamos mucha credibilidad con el fondo y el mercado. La desventaja que vamos a negociar con una economía mejor, y el fondo, me imagino que se pondrá más exigente» evaluó.